Psicología



Creemos que la Psicología es un servicio indispensable, ya que proporciona el apoyo psicológico ante una enfermedad neuromuscular.

A la hora del tratamiento psicológico es importante tener en cuenta el momento en que la persona se encuentra, es decir, si acaba de ser diagnosticada, o si lleva tiempo diagnosticada pero surgen problemas a la hora de resolver situaciones en su día a día con la enfermedad. En cada uno de estos momentos, hay una importante repercusión psicológica, ya que muchas emociones se agolpan: la rabia, la negación, la angustia y el miedo, la impotencia y la tristeza. Éstas suelen ser las reacciones más comunes que aparecen en la persona diagnosticada, así como en sus familiares, ya que se produce un cambio importante en las condiciones de vida de todos ellos.
Por todo ello, el apoyo psicológico es esencial. A través de la terapia se proporciona ayuda ante el diagnóstico, durante el tiempo de asimilación y ante las dificultades del día a día, para que la persona y su familia puedan adquirir estrategias y habilidades psicológicas que le permitan afrontar adecuadamente la situación.
Comenzar una terapia puede producir inquietud e incertidumbre, son reacciones normales ante una nueva situación que no se conoce, por ello, lo primero que haremos será conocernos, después estableceremos cuáles son los puntos y objetivos a conseguir y finalmente nos pondremos a trabajar de manera conjunta para poder conseguirlo.

El modo en el que se realizaran las terapias será muy similar al que ya se viene realizando con el servicio de fisioterapia, con sesiones que se podrán realizar en el propio domicilio o en el local de ASEM Madrid y tendrán una duración de aproximadamente 1 hora. La periodicidad de las terapias la dictaminará el Psicólogo tras realizar la primera consulta.

Si estás interesado/a en recibir este servicio, ponte en contacto con nosotros.

Ruth Abonjo
Psicóloga Sanitaria.